Dietas de adelgazamiento: El éxito real de una dieta de adelgazamiento no es adelgazar, sino poder mantener el peso perdido. Esto sólo se consigue si la dieta que se hace para adelgazar es personalizada al gusto y horarios del individuo. Además es importante adaptar la comida a la familia, con el fin de que todos puedan comer lo mismo, y así ahorrar tiempo y coste económico.

La implantación de hábitos de comida saludables nos ayudará a mantener el peso a lo largo de la vida, y en el caso de las familias con hijos, ayudarán a nuestros hijos a crecer de forma sana y a reforzar el mantenimiento de un peso saludable en ellos. 

Dietas deportivas: Estas dietas deben ser adaptadas a cada tipo de deporte, a su intensidad y a su duración. 

Dietas especiales: Existen casos específicos, donde la dieta debe ser meticulosamente adaptada al individuo, como es el caso de la etapa infantil o adolescente, la lactancia, el embarazo, alergias o intolerancias alimentarias…etc. Cada caso debe ser estudiado de forma individualizada, y adaptar los alimentos a las necesidades del individuo sin que haya ninguna carencia de nutrientes.