Es nuestro compromiso asesorar de forma sana y equilibrada, para poder adquirir y mantener, bien sea para adelgazar bien sea para solventar cualquier duda que surja con respecto a la alimentación.

Así mismo la alimentación debe ser adecuada y adaptada en cada etapa de la vida, como son la infancia, adolescencia, embarazo, lactancia, edad adulta y la vejez.

Cada etapa tiene unos requerimientos de energía y de nutrientes que no son iguales, pero que comparten entre sí la base de la dieta mediterránea.